(ex Eksplosiva Diareo)

Estamos en el Fasebú!

23 de octubre de 2007

Dark Night of the Scarecrow (1981).

Dark Night of the Scarecrow.
Frank De Felitta (1981).

--
Bueno. Mi primera review original para el coso éste. Mi corazón es una mezcla de emociones que combina la vertiginosa sensación de hacer malabares con fuego por primera vez en una estación de servicio, con un poco de ese familiar dúo dinámico de presión torácica y calorcito en la nuca de cuando uno está sentado en el colectivo volviendo de un agotador día de trabajo y descubre, no sin cierto desagrado, que hoy se ha olvidado de ponerse los pantalones.

Sin embargo, confío en que esta review tendrá todo el punch, ya que tengo un teclado nuevo. Y es negro. Y hace un ruidito muy poco realísticamente peliculístico cuando tipeo. Y me siento super poweroso y experto tipeador, como Jorge Hacker.

Como sea, hoy le toca el turno a Dark Night of the Scarecrow, una de esas películas para TV hechas en la década de los 70/80. Si alguien ha venido leyendo las reviews que estaban en el fotolog, sabrá que en todo el universo casi no hay cosa más grosa que esta clase de películas, con la naturalísima y predecible excepción de la Diarrea Explosiva (a la que me veo obligado a nombrar por motivos contractuales y porque me divierte mucho tu cara, lector promedio, cuando la Diarrea Explosiva te aparece por sorpresa bajo tus narices). (Aunque tengo que admitir que si un día me levantase y encontrase Diarrea Explosiva bajo mis narices, se me ocurre que también me sorprendería un poco).

Dark Night of the Scarecrow tiene una historia innegablemente simple: Unos tipitos que le tienen bronca a un retrasado que aparentemente ha matado a una niña del pueblo pero que en realidad la ha salvado de un ataque de un perro que defendía propiedad privada y quienes después de matarlo se verán perseguidos por hora y media por su fantasma con forma de espantapájaros debida a su último escondite antes de morir que no se detendrá hasta vengarse de todos y cada uno de ellos de la forma más sangrienta lo matan. Por cierto, ¿me creería, señora, si le dijera que en esa oración no hay anacoluto?.. En serio, léala de nuevo.
Bien, la historia tal vez no es simple, pero no es particularmente compleja. Veamos.

Arrancamos en el medio de... Ufa, empiezo mal. No sé dónde se desarrolla la película. Pero es en algún pueblo del sur de los Estados Unidos, por
a) Los acentos, más exagerados que Han Solo hablando de parsecs,
b) Hay una granja, un molino y un espantapájaros.

La escena inicial tiene dos personajes. Uno es Bubba, el espantapájaros titular, sólo que aún no es un espantapájaros. Hasta ahora, sólo es el retrasado del pueblo, interpretado por el groso Larry Drake, al que podemos ver en joyas como "Mr. Bean", "Darkman", "Darkman II" y "Muere, Darkman, Muere". También tiene el papel titular en la maravillosamente mocha "Dr. Giggles", y aprovecho esta oportunidad para prometer que algún día haré una review de esa película acá. Y mirá cómo lo digo como si le importara a alguien. En fin, el otro personaje de la escena es una niña, que creo que a nadie spoileo si digo que es la que se murió tres párrafos más arriba. Ahora bien, la niña y el futuro monstruo están juegando con flores. Más precisamente, la niña le está enseñando a jugar con flores al hombre gigante y con dificultades mentales que luego será injustamente acusado de asesinarla, acusación que desatará eventos indetenibles and toda la bola.

¿No te suena esta escena? Bien, si contestaste Frankenstein... Bueno, en realidad si contestaste Frankenstein para mí que no estabas escuchando la pregunta. "¿Te suena? Frankenstein". No pega, ¿no? No tiene sentido, salame. La concordancia gramatical entre pregunta y respuesta no es lo tuyo, ¿no?.. Pero sí. Frankenstein. Y si contestaste "Sandro", te respeto quienquiera que seas.

Como sea, aquí todos felices. Pero en algún otro lado del pueblo (que a la vez parece demasiado chico como para tener dos lados; debe ser un pueblo con forma de cinta de Möbius. Sí, eso fue un chiste... No, no importa, seguí leyendo) algunos andan enojados con Bubba. ¿Por qué? se preguntará el lector... No, qué sé yo. Nadie dice nunca. Pero le tienen bronca y lo quieren atrapar haciendo algo malo/encerrar/matar. Sí, al parecer es parte de un nuevo programa estatal de integración, "Tolerancia al Retrasado".

Los hombres malos son liderados por un personaje un poco raro. A primera vista parece un policía, pero una segunda inspección revela que su uniforme azul incluye un sombrero de safari. No muy usual para los policías, pero mirá, tiene un arma! Mata gente! Tiene que ser un policía!.. Ah, no, es un cartero.

Wait, what? Sí, un cartero armado que anda por ahí matando gente. La idea es tan rara que uno se queda mucho de la película esperando que aparezca alguna especie de gemelo malvado y diga "Muejeje, Mr. Hazelrigg! (tal su verdadero nombre), nos encontramos nuevamente!". Y nótese cómo ese escenario no tiene nada que ver con nada sino que sólo está ahí para justificar la foto que acofqmspfofwefwefwefRGGH, LOCO!.. Me molesta cuando empiezo a tipear mal, caramba. Teclado nuevo de porquería...

Bien. Los hombres malos, de aquí en adelante llamados "Los Carteros", sólo por lo ridículo, y porque todos sabemos que un cartero armado y con seguidores es la peor pesadilla de cualquiera, están tratando de agarrar a Bubba, porque sí. Y hete aquí que su oportunidad se presenta cuando les llegan noticias de que Bubba ha matado a una niña (la niña de antes, que se murió antes todavía). Así que ellos van a buscarlo.

Ahora bien, hay un par de cosas para destacar acá. En primer lugar, Bubba realmente no mató a la niña. Te sorprendí, ¿no? Me imaginé. La cosa fue así: La niña se metió en una casa ajena a pesar de las advertencias de Bubba, y mientras se reía muy irrespe-tuosamente de unos dignísimos enanos de jardín que por allí pastaban, un perro apareció para defender la propiedad privada. Y tampoco es que no se lo advirtió: Ese perro ladró 16 veces antes de saltar. Pero de verdad. Las conté. Y la niña se quedó ahí muy muy pancha porque total, después lo culpan al retrasado y yo me muero lo más tranquila. Por supuesto, Bubba presencia toda la escena y cuando devuelve el cadáver ensangrentado de la niña a su casa, bueno, no queda muy bien. Bubba dice "Bubba no lo hizo" con lágrimas en los ojos y la madre de la niña, que al parecer también está en el programa Tolerancia al Retrasado, llama a la policía para que lo maten.

Fin.







No, mentira. Jeje, soy tan pillo.
Pero bueno, la otra gran cosa para destacar de esta escena tiene que ver con algo que se dijo muy al pasar en el párrafo anterior. En la escena del allanamiento de morada, aparecen algunos enanos de jardín, con la pinta de esos extras que atraen inevitable-mente la atención como si fuesen Willem Dafoe en un cameo desubicado de Spiderman 3.


Ahora, cuando el perro ataca a la niña, en lugar de mostrarnos algo de esto, el director elige brindarnos sus infinitamente emotivos planos de... enanos de jardín. 5 planos seguidos de enanos de jardín. Durante una escena de asesinato. Durante LA escena de asesinato que desencadena todos los eventos de la película. Luego de algo así no puede uno más que concluir que por mucho espantapájaro y ketchup (sí) con que se lo quiera disfrazar, esta es una película sobre enanos de jardín. Y es por eso que muchísimas de las fotos que siguen provienen de esa escena, y de esas tomas de enanos de jardín.

Sigamos con Bubba. Bubba, ahora un monstruo perseguido, va a la casa de su madre, quien lo protege aconsejándole que se esconda, como quien lo deja a responsabilidad de uno porque será tu madre y todo, pero nadie le asegura que no hayas matado a esa mocosa, así que no se va a manchar las manos encubriendo tu crimen.

Bubba corre y se esconde y el cartero y los Carteros salen a buscarlo con sus armas y sus perros olfateacosas. Luego de algún rato lo encuentran escondido dentro de un espantapájaros. El tipo no se puede mover y no tiene forma de defenderse, por no mencionar que tiene un retraso mental. Así que los Carteros hacen lo que cualquiera de nosotros haría: Le meten 14 tiros (aunque el fiscal diga más adelante en la película que fueron 21... Sí, también los conté).

En eso le suena la radio a la camioneta del cartero. Alguien les avisa que todo fue un malentendido, que la búsqueda de Bubba se suspendió hace rato y que la niña está bien. "El viejo Bubba realmente le salvó la vida", termina el Sr. Ironía. Algo que vale mucho la pena en esta película son las excelentemente logradas caras de "Ah. Ah... Ay, nuuuuuuu..." que van poniendo progresivamente los Carteros.

Los tipos deciden entonces que lo mejor es ponerle en la mano al espantapájaros una cosa de ésas que con como tridentes todos puntudos y pinchosos que se usan en las granjas (el mi español no ser el muy bien) y que constituye nuestra segunda referencia más obvia a Frankenstein en esta película. Y de esta manera, los Carteros pueden decir que fue en defensa propia. Sí, le metimos 14~21 tiros a este espantapájaros relleno de asesino, pero Sr. Juez, él tenía un coso pinchoso!

Luego se van. Por cierto, no sé cómo logran explicar que este espantapájaros, que está atado y clavado a la cruz como aquél carpintero que no me acuerdo cómo se llamaba, presentaba un peligro real a un grupo de cinco gordos con armas. O sea, sí, está armado con un coso pinchudo y todo, pero... está agarrado a una cruz. Hay algo que no funciona ahí. Pero bueno. Sigamos. Porque si no me voy a empezar a preguntar cómo recuernos hizo Bubba para meterse en ese espantapájaros, y no tengo ni idea de para dónde disparar con esa pregunta.

Acá hay un cacho que no recuerdo gran cosa. Debe ser el juicio. La cosa es que el muerto vuelve como un fantasma con forma de espantapájaros que va matando a todos los Carteros de a poquito. Y esto es muy divertido de ver.
Veamos.

Muerte 1: Se muere solo. Ok, éste no es tan divertido. El flaco escucha ruidos en el granero y mientras investiga caminando por el techo, se cae o es misteriosamente (!) empujado hacia una máquina de picar cosas o algo así. Yo creo que toda granja que se precie debe tener alguna máquina de picar cosas o algo así. Y se muere como un gremlin en una licuadora, todo triturado y picadillalizado, hecho simbolizado por la escena inmediatamente próxima, que comienza con una mancha gigante de ketchup cayendo splatosamente en un plato blanco. Esta versión sutil del Experimento Kuleshov me recuerda a otra de estas maravillosas películas, "Don't Go To Sleep". No describiré mucho esto ya que dicha escena de dicha película se comenta en otro post (un post viejo si venís leyendo el fotolog, un post futuro, nuevo y mejorado si contamos lo que es blog). (Sí, ya decidí que a la próxima afanaré expandiendo ése). Como sea, el tipo se cae, se muere y cuando los remaining Carteros van al otro día a revisar la escena del crimen porque sí, se encuentran con que la máquina está apagada. Jojó, misterioso. Uno de los tipos sugiere que a lo mejor la máquina se quedó sin nafta, y tengo que reconocer que es una hípótisi ingenionsa (qué sé yo cómo hice para tipear eso tan mal). A lo que Sherlock Safari Hat Gunslinging Carter (el líder de los Carteros, por si no quedó claro) responde un fantásticamente sorpresivo "Give me that, ho!". O tal vez es "Give me that hoe", porque alguien le pasa un palo, que el gran Cartero usa para medir la nafta. Y el coso ta lleno. Jojó, misterioso (II).

Muerte 2: Curiosamente no es de un Cartero, sino de la vieja. Es decir, de la madre de Bubba. Y esta muerte tampoco es demasiado brillante. Resulta que el Cartero líder se mete a la casa de la vieja para confrontarla, porque piensa que ella está haciendo todo esto (es decir, matar al otro tipo y... bueno, nada más). Así que el gordo le salta por atrás a la vieja y no recuerdo qué le dice pero poco importa, porque la vieja se muere. Sí, avisé que ésta era mala. Pero mejor es cómo hace el Cartero para cubrir sus huellas: En lugar de salir de la casa y hacer de cuenta que no pasó nada y que una vieja se murió sola (a fin de cuentas, esto no es tan inusual), el Cartero agarra, abre el gas al mango. La vieja tenía encendida una chimenea así que explota todo. Sí, no sé, creo que en el contrato figuraba una explosión.

Muerte 3: Uno de los Carteros se esconde en un silo de maíz. Así que el espantapájaros lo llena y el tipo se muere. Nótese que recién la tercera muerte de la película es provocada postamente por el espantapájaros. Además, esa muerte ocurre de forma muy estúpida. Si cuando el silo se empieza a llenar, el tipo espera que el grano le llegue, ponele, a las rodillas, y luego saca las patas y se para sobre el grano, y así una y otra vez, no se muere. Si no es época de cosecha loca (y esto sucede en Halloween, pleno otoño), probablemente no habrá tanto grano como llenar el silo, así que lo único que tiene que hacer el tipo es ir adoptando cada 30 o 40 centímetros un nuevo piso hasta que se acabe el grano. Luego verá cómo se las arregla para salir, loco, ¿acaso tengo que pensar en todo?

Muerte 4: Ésta es mi favorita. Vamos a tratar de contarla brevemente porque uuuh, mirá todo lo que escribí. Resulta que los Carteros que quedan (2) llegan a la conclusión de que Bubba no murió, sino que simplemente se escapó. Sí, qué sé yo... Pero bué. Así que, para comprobarlo, van y abren el cajón. Predeciblemente, el cajón está relleno de fiambre, y el Cartero Restante No Líder se vuelve loco. Por cierto, voy a ver si encuentro una manera cómoda de compartir con la lectoreada el audio del tipo volviéndose loco. No se puede describir su punchosidad con palabras, así que no lo intentaré. Pero es un coso absolutamente graciosísimo y pucha, lo hice nomás. Pero bué, el Cartero Líder dice "Uh". En serio. Y de pronto se le ocurre cómo hacer para que este flaco no afloje la lengua. Bien, esa expresión me hizo imaginar cosas demasiado asquerosas para describirse en este angosto margen, así que la cambio por... Para que no... sople? No... Buchonee? Dios, no. Bueno, para que no le cuente a nadie. Eso era más fácil. Y me desvié tanto con eso que ahora ya no tiene gracia contar que le rompe la cabeza con una pala. Ufa.

Muerte última: Medio que también se muere solo. Qué porquería, ¡¿todo el mundo se muere solo en esta película, loco?!.. Bien, luego de ese liberadorísimo arranque de violencia del autor, continuemos. El Cartero Líder, y a esta altura el único que queda, concluye que la culpa de todos los asesinatos (no sé cuáles, por otro lado) la tiene la niña okupa que dejamos muchos muchos párrafos atrás, porque la niña le dice que aunque Bubba se murió, ella sigue hablando con él y el la visita (sí, ya estamos hablando de un espantapájaros prófugo acosador pedófilo asesino fantasma. Esta película es genial). Así que decide matarla, una vez más, como haría cualquiera de nosotros. Pero la niña se esconde detrás de un tractor. Cuando el Cartero la va a buscar, el tractor se enciende solo y lo persigue hasta hacerlo correr derecho contra un espantapájaros que tiene en su mano el TRIDENTE LOCO DE LA MUERRRRTE al que ya habíamos hecho referencia. El tipo viene corriendo, se clava el tridente sin querer y se muere. Guionista sutil. Supongo que ésta es su idea del foreshadowing o de la justicia poética. Uno casi espera que el tipo mire a la cámara y diga "Oh, mirá, qué ironía, yo le puse este tridente en la mano al pantaespájaros y ahora resulta que vengo y me lo clavo! La commedia è finita!".

En fin. Hasta ahí las muertes. Y seguramente no leíste todo, aunque no te culpo: Yo tampoco. Pero destaquemos, antes de terminar, algunas cosas:

1) La acusación de pedofilia más gratuita de la historia: Cuando el Cartero Líder va a decirle algo a la vieja, la vieja le cambia el tema muuuy bruscamente y le habla de los ojos lujuriosos con los que (él) mira a la niña. A esta altura de la película y envuelto en una nube de WTFness, uno mira bien la caja del VHS (me siento tan viejo) y se pregunta si aún está viendo "La Oscura Noche del Espantapájaros". Y para mí que sí, porque después hay un espantapájaros y es de noche. Y lo que es más, está oscuro.

2) Si he de ser completamente honesto, la verdad que hoy no es mi cumpleaños.

3) La música de esta película parece sacada directamente de "Manos": The Hands of Fate. Y sabe cualquiera que la haya visto o que al menos haya leído el post en el fotolog o que vaya a leer el post en el bololog que eso no es algo bueno. Pero MUY no bueno.

4) El tipo que hace del Juez es el mismo viejo que hacía del marido de la vieja que secuestraba a ALF cuando lo tenía convencido de que su primo Chispita estaba viviendo en Barstow. Y por cierto, si alguien se acuerda de eso de lo que hablo, me gustaría saber.

5) Creo que se notó que escribí mucho más de lo que valía la pena sólo para poder usar las fotos de los enanos de jardín.

Y eso es todo. Así que se despide un Agropio cada vez menos interesante de leer. Pero prometo que la próxima la rompe así como...
Crack!
CRACK!
CRACCOROOOCKUCRUCKELOOOCHO!
Y así.
--
Próxima review de Agropio: Don't Go To Sleep.





No hay comentarios.: