(ex Eksplosiva Diareo)

Estamos en el Fasebú!

31 de mayo de 2009

Arcade (1993)



Arcade
Albert Pyun (1993)

Lo sé. Antes que griten "HEY PERO ESA NO LA VOTAMOS ESTE SITIO ES UNA MIERDA ADEMAS A LAS PELICULAS NO LAS CONOZCO FFFFFFFFFFFFFFF-", quiero decirles que esta vez la culpa la tengo yo (a diferencia de la mayoría de las veces, que por lo general la tiene Boll). La cosa es así: Yo no había visto la película cuando hicimos el tema de la votación, y la verdad medio que no me importaba. Sí, tenía un nombre interesante y una premisa por lo menos llamativa (más para una persona como yo, que quema sus neuronas con videojuegos desde los 5 años), pero la verdad medio que no me calenté mucho en averiguar qué onda. Y luego, el Dr. me la pasa en un dvd junto con otras películas más (entre ellas, Gingerdead Man). Estando aburrido una tarde, y sin tener poxiran cerca para quemarme la cabeza, puse el dvd, sin esperar que ninguna me entretenga. Bueno, de hecho, no, no me entretuvieron para nada. Creo que la única cosa que se puede decir que realmente hicieron bien es que dentro de todo, es más racional que Korkuzuz, o House of the Dead, lo que claramente es como ganarle un partido de fútbol a un equipo de ciegos amputados narcolépticos. Pero la verdad, Arcade es una película de mierda. No digo mierda como por ejemplo The Day Time Ended (una de las peores cosas que la Humanidad ha hecho jamás) o Twilight (que podría haber sido un libro de 100 páginas de Stephanie Meyer meando en la tumba de Bram Stroker y sería mucho más interesante que lo que fue), pero Arcade definitivamente califica de mierda para los estandars del buen cine. Buen cine que no hay en este blog, sí, ya entendimos.

Y lo peor de todo es que está escrita por David S. Goyer. ¿Te suena ese nombre? Debería. Fue uno de los tipos que hicieron Dark Knight (sí, la de Batman, el Joker y toda la publicidad exagerada a su alrededor*) junto con Christopher Nolan y su hermano. Cuando uno tiene en cuenta eso, puede apreciar porqué exactamente es una mierda la película. ¿Cómo puede ser alguien que nos haya dado un excelente film haya creado esto?. La respuesta es simple: La única contribución de Goyer a Dark Knight debe haber sido el título y alguna que otra línea de diálogo. Oh, y el café que tomaron cuando se juntaron para escribirla. Quizás hasta compró facturas.


*Antes que se me critique con que soy un boludo (cosa que no está en discusión ahora), quiero aclarar que sí, la considero una muy buena película. ¿Merecedora del Oscar? Hell no. Ni siquiera Ledger merecía el Oscar que tuvo, lo que no quiere decir que su actuación haya apestado. Nada que ver. Best Movie Ever? Not by a long shot.

En fin, antes que empiece con la review propiamente dicha, hay algo que quiero aclararles: He pasado prácticamente toda mi vida jugando a alguna forma de videojuego, sea una Playstation 2, un Game&Watch, o incluso esa ridícula máquina llamada Ngage (En serio, Nokia, ¿en qué carajo estabas pensando?). Los amo, me han dado muchísimas horas de aventuras, diversión y acción (también conocidas como "las horas al pedo que tiré en esas maquinitas de mierda en lugar de hacer algo productivo" según mi vieja). He tenido más videojuegos que amigos. He rechazado tener relaciones sexuales por terminar una campaña en el Command&Conquer Red Alert 3. He tenido relaciones y luego haberme sentado con la ps2 a continuar donde había quedado en The Godfather, sin siquiera detenerme a ver si mi pareja (humana, viva y de sexo femenino) la había pasado bien, hell, ni siquiera me vestí. He tenido relaciones durante la carrera de endurance en el Gran Turismo 2 (ok, es una carrera que dura más de dos horas reloj y mi pareja de ese entonces tenía poco tiempo acá en casa). Le debo demasiado a la fraternidad (he aprobado un examen de mitología griega por haber pasado todo un fin de semana terminando el Age of Mithology). Podría seguir ilustrando cuánto mi vida se ha visto afectada por los videojuegos (por ejemplo: he ido a una fiesta con tal de que me presten el Knights of the Old Republic 2 para luego de 10 minutos volverme, o la vez que he terminado casi a los golpes con un amigo por culpa del Crash Team Racing, o la vez que terminé el Metal Gear Solid 3: Snake Eater y lloré como nena que es rechazada por su primer amor) pero creo que ustedes ya saben cuán bajo he caído (después de todo, estoy escribiendo acá por placer). Todo esto me hace el más apto para analizar esta película, así que claramente, decidí que sería genial asesinar otra parte de mi alma al sentarme y ver esto. Yo definitivamente debería terminar con mi vida y así evitar que tenga hijos*.


*Pero el día que los tenga, rest assured, los criaré para que sean peor que yo. Serán The Ultimate Show of Ultimate Human Misery. Y estaré tan orgullosos de los pequeños monstruitos…


De cualquier manera, comienza la película. ¿Les mencioné quién es la productora? Nuestros queridos, hermosos, cariñosos, tiernos, bellos y satánicos amigos de Full Moon, que seguramente recuerdan de mierdas como Dollman vs Demonic Toys o The Day Time Ended (cuyos reviews pueden... ok, you know). Obviamente, yo tengo cierto miedo natural a cualquier cosa que venga de esta productora, y no por lo malo que puede llegar a ser, sino más bien por los fetiches que puede incluir. Si tenemos en cuenta que Demonic Toys tenía la demostración de que el señor Charles Band está totalmente jodido de la cabeza (En serio, poner unos muñecos que se quieren mover a una humana en una película es algo digno de hacerte estar en las lista del FBI bajo el título de "BUSCADO POR ACTOS DE DUDOSA MORALIDAD") y The Day Time Ended no hizo más que confirmarnos la idea de que es one creepy motherfucker, creo que entenderán porqué le tengo cierto miedito. Es más, me imagino la charla del guionista con el señor Band:

David Goyer: (abre la puerta del despacho) Bueno, señor Band, acá tiene el trabajo que me en- Uh, perdón, debí haber tocado la puerta. Disculpe.
Charles Band: (mientras está tocándose furiosamente mirando dos perros olerse los traseros) No importa, pasá capo, está todo bien.
DG: ...oookeeeey. Mire, acá le dej-- en serio no quiere que vuelva en otra ocasión?
CB: (tomando el mouse de la computadora y restregándoselo por las tetillas mientras mira fijamente a los ojos al guionista) No, no, está todo bien. Quedate y contame más o menos de qué se trata la película. Tomá asiento.
DG: (Ve que todos los asientos están recubiertos con las entrañas de ratas y todas tienen cierto color blanco encima) Prefiero estar parado, si no le molesta.
CB: Qué me va a molestar, me ENCANTA! (y se toca más furiosamente, al punto de que le empiezan a salir chispas)
DG: Eh, bueno, eh... la película se trata de unos jóvenes que son absorbidos por una máquina de realidad virtual y luego sus amigos, liderados por una chica y bueno, eso. No hay mucho más...
CB: (cerrando los ojos en pleno éxtasis mientras con su mano izquierda se frota las orejas continuamente) Ajá, sí, sí, sí... Mirá, para serte sincero (cambia de posición, ahora mostrando su trasero al traumado Sr. Goyer), le falta algo a esa idea...
DG: Bueno, no está del todo termi- OH POR EL AMOR DE LOS CIELOS QUÉ ESTÁ HACIENDO CON ESA LÁMPARA?. Ok así no trabajo más. Quédese con el guión y no vuelva a llamarme jamás.
CB: ¡ME ENCANTA CUANDO SE HACEN LOS DIFICILES! OHHHHHH (estalla en una nube orgásmica de placer, un mouse y otras varias cosas que no voy a relatar por buen gusto y porque sería ilegal hasta en Hong Kong).



En fin, como he expuesto más arriba, sí, la película se trata de que una máquina de realidad virtual (en la época en la que la realidad virtual era copada, interesante y se creía que era el futuro de la electrónica) que atrapa a unos niños que tienen la mala fortuna de jugarlo. Ahora, no es para nada una idea atractiva, ¿verdad?. Tenés razón, es una idea totalmente aburrida. Pero bueno, no tengo mucho más que hacer y la verdad, como dije, a esta altura de mi vida no me voy a poner en exquisito.

Comienza la película, un tenebrosísimo cartel de "Full Moon Presents" aparece y yo ya me aburrí. Luego vienen los peores créditos de la historia, donde aparecen los nombres con un fondo totalmente psicodélico y que no tiene absolutamente nada que ver con nada. Lo que sí, nos avisa de que hay alguien muy famoso y conocido en este reparto: Seth Green. No jodo, mirá el gif y listo.



Cómo se nota que por comida, la gente hace cualquier cosa.

Prosigamos. Luego de los créditos larguísimos, aparece una toma central de un ojo (idea que luego Damon Lindeloff robaría utilizaría para Lost) y vemos a una linda niña (entrable, pero mis gustos femenísticos son prácticamente nulos) despertarse para encontrar a una vieja que se sucidó en su casa, cosa que hace que nuestra chica (que tiene el masculino nombre de Alex) grite como loca. Podríamos asumir que la muerta es un familiar cercano a la mina, pero me gusta mucho más la idea de que fue una mina random que entró a la casa mientras ella dormía solamente para poder conseguir un lugar donde sucidarse tranquila sin que luego los otros vagabundos practiquen necrofilia. Igual, si fue un familiar, mucho no te importaba, porque si no te despertaste por el disparo, medio que te chupaba un huevo todo. En fin, Alex resulta que estaba recordando algo de su pasado en una charla con un psicólogo, o uno de los miembros de las ramas de la Medicina que son una mentira terrible. Luego de esto, la muchacha se va al colegio para encontrarse con una versión tercermundista del Breakfast Club:


1)

2)


3)


4)



Bueno, Alex y los jóvenes tienen una charla llena de diálogo escrito por alguien que no tiene idea de cómo habla un adolescente. Ya son 10 minutos de película y me sangran los oídos. Luego de introducir a los personajes, tenemos a uno de ellos que encuentra un papel que dice que se presentará una nueva consola en el bar El Infierno de Dante, el cual está inteligentemente puesto en un sótano de un edificio, y diría que es una referencia al libro original, pero eso sería pedirle demasiada inteligencia a un guión que, seamos honestos, fue producida por un tipo como el de la derecha. Y sí, ahora pongo fotos en medio de los posts porque soy re hacker y aprendí muchas cosas en mis horas de Computación I en la facultad. Ok, no me salió.



De cualquier manera, los jóvenes van al tugurio, que tiene más neon que la baticueva de Schumacher. Ahí encuentran un montón de jóvenes con más diálogo escrito por una persona cuya conexión con la juventud es através de las revistas tipo Teen Magazine o 17teen. Stilt's se pelea con un gordo estereotipo de bully, pero medio que no te importa porque todavía no nos apegamos a los personajes como para sufrir con ellos. Claro está, la película termina y todavía no lo habremos hecho, pero esos son detalles nomás. En fin, los jóvenes están ahí y de pronto llega lo que creemos que es un ejecutivo de la compañía que creó Arcade para que vayan todos a otra habitación a probarlo.



Los jóvenes lo siguen a otra habitación, todavía más oscura, y ahí ven a Arcade, la máquina virtual más poderosa del mundo. O eso dicen. No parece la gran cosa en realidad, es un asiento y una pantalla de 10 pulgadas. El ejecutivo presenta la máquina, mientras les comenta que Arcade es tan especial porque tiene una capacidad única de aprender por las actitudes del jugador, y evolucionar acorde a eso. Este flaco versea más que Will Wright antes de lanzar un juego nuevo. En fin, uno de los jóvenes prueba la máquina y nos presentan el mundo virtual de Arcade. Éste consiste en:

a) Muchos pinches.
b) Una bola amarilla como si fuera un Pacman con la boca cosida.
c) Una ambientación tirando más a parecerse a un castillo, hecho con los mismos ladrillos del aquél viejo y épico screensaver de Windows 98.

No sé ustedes, pero he tenido más pesadillas y miedo con la sola idea de que me regalen una Atari Jaguar que con esta película. La cosa es que el pibe juega a correr por los pasillos sin que los pinches lo toquen y esquivando al Pacman censurado. Corre, corre y corre y medio que a uno no le importa porque, seamos sinceros, un juego donde solamente tenés que correr no da mucho miedo. El primer nivel se llama "El corredor de la muerte", lo que no suena tan divertido como a uno le gustaría. En fin, el tipo encuentra un skate, anda en skate (otro signo de que el guión está escrito por un adulto que pasó su juventud antes de la primera Gran Guerra) y luego muere. En el mundo virtual, no en la realidad (comentario que generó un "Si muero en el mundo virtual, ¿voy al cielo virtual?" y un par de risas de los reidores de Tinelli). Otro pibe se mete a jugar (convenientemente, es el novio de Alex) mientras el pendejo perdedor y el tipo vendedor (muchísima paja fijarme los nombres) comienzan a charlar y este último menciona que tiene un montón de máquinas de "Arcade" para regalarles. Cualquier persona que haya estado más de 10 minutos en la vida real sabe 3 cosas: I- La ley no te perseguirá nunca si no borrás el ROM luego de las 24 horas, II- Todo el mundo sabe que el ROM que bajaste no es por backup y III- Nunca confiar en un desarrollador de videojuegos tratando de venderte una máquina, más cuando te la regala.

Mientras, el pibe comenzó a jugar "Arcade" y se murió. O lo atrapó la máquina, acá me perdí, porque la verdad, me gustaba mucho la idea de que Miyamoto me regalara una DS. La cosa es que el pibe desaparece, todo el mundo se va del lugar y no les importa qué onda con el chabón. Ni siquiera a la novia. ESO es amor incondicional. Alex llega a su casa, tapa a un flaco que estaba durmiendo en su sillón (que convenientemente responde al nombre de "Papá" pero yo no le creo nada a los vagabundos), y se va a su pieza a probar su "Arcade". Se pone unos guantes que son una copia tremendamente barata al Power Glove (que ya de por sí, eran fucking horrible) y comienza a jugar... ok, ustedes saben. La máquina le dice que se despida de la realidad y un montón de sandeces más que darían miedo si no estuvieran dichos por una cabeza hecha en 16 bits (y exagero). La mina anda en skate por el pasillo lleno de pinches, hasta que la bola amarilla que la persigue la mata y ella, en el mundo real, se desespera mucho. Y se mea encima. Ok, quizás lo agregué lo último pero deberían ver cómo grita por una fucking bola amarilla virtual.

A Alex le da tanto miedo eso, que se escapa de su casa, recorre la ciudad en plena noche y se va a la casa de uno de sus amigos. Eso no sería nada de no ser por el hecho de que entra por la ventana como si fuera algo normal. Bien ahí con la seguridad, pibe. El flaco está jugando a "Arcade" también, pero está más avanzado que el resto, ya que consiguió andaasaberquécosa. En fin, resumo un poco porque la película me molesta y me insulta. Se ponen a charlar, tratando de darnos una idea de que el tipo le tiene tremendas ganas a Alex, pero medio que es bastante obvio. Luego deciden los dos que tienen que rescatar al novio de Alex, pero para eso tienen que entrar dentro del mundo virtual de "Arcade" y ganar. Antes, van a tratar de averiguar cuanta información puedan de la empresa que creó "Arcade". Y digo yo, porque quizás de todo esto yo no sé mucho pero si una mujer a la que le tengo todas las ganas entra por mi ventana en medio de la noche, al menos un pete de consolación le pido. Al fin y al cabo, si se recorre media ciudad, por algo es. Pero bueno, por eso supongo que no tengo amigas que caigan en casa entrando por mi ventana luego de haberse recorrido media ciudad para hablar conmigo sobre cómo rescatar a su novio atrapado en un mundo virtual dentro de una consola de videojuegos.

Antes de averiguar más cosas, buscan mayor consenso, y van a ver a otra amiga del grupo a ver si se prende (de ésta). La encuentran jugando furiosamente a "Arcade", al punto que parece tan lobotimizada y agresiva como cuando yo recibí la ps2. Cuando los está por echar, el novio de Alex aparece en la televisión pidiéndole por favor que lo rescate, cosa que ya sabíamos que iba a hacer hace 10 minutos, pero Goyer claramente escribió este guión mientras limpiaba la caca de su perro en la alfombra. Después, por alguna razón que no entendí porque medio que ya me hice bola, la televisión trata de chuparlos a los protagonistas, pero no pasa nada. Y ahora sí, Alex y el flaco-que-le-tiene-ganas se van a visitar a la empresa madre, donde hablan con el creador posta del juego. Este les comenta que el videojuego fue creado (y no estoy jodiendo, en serio) y luego mezclado con células cerebrales de la mente de un niño muerto. Sí, Goyer no entendía la función mecánica de programar. Al parecer, este pibe muerto era algo como con poderes o no sé qué mierda. Perdón que no tenga los detalles, es que la idea de que un juego tan choto como "Arcade" tenga células cerebrales en su código de programación me da realmente pena por el pendejo, tenía menos función cerebral que Terry Schiavo.



El cientifico/programador/émulo del Dr. Frankestein les comenta que la única manera de vencer a "Arcade" es entrar a su mundo y vencerlo en su propio juego, que lamentablemente no es una partida rápida de Carta Blanca ni nada de eso. Los jóvenes protagonistas se dirijen al Infierno de Dante que vimos al comienzo, pero ahora hay una gran tormenta y vos te preguntás dónde carajo dejaste el control remoto. Se meten dentro del mundo de "Arcade" para tener la batalla final que en otras películas nos importaría mucho pero acá medio que ya fue. Una vez ahí dentro, escapan de la bola amarilla del infierno del bit, y se meten en una puerta oculta de una pared. Ahí llegan a un lugar donde hay pirámides y unas cosas que simulan ser montañas, supongo. Parecen peor que el final de The Day Time Ended. Caminan un poco y llegan al mismo descampado donde, muchas películas atrás, Dollman enfrentaba a sus enemigos que querían quemar a una mina genérica y muy quemable. No, posta, es el mismo descampado:



Ok, perdón. Ahí encuentran al novio de Alex atrapado en una ciénaga, y cuando ella trata de salvarlo, éste se muere y le da una llave y tiene que ser la manera más pelotuda de conseguir una (y se los dice alguien que movió un piano, tocó una melodía, corrió estatuas y todo para conseguir una puta llave en algún Resident Evil). En fin, los ataca un bicho con menos pixeles que Tamagochi, pero creeme que no te importa. Luego hay una escena donde le roban la idea a Tron con eso de los uniciclos (y creanme, no quieren verlo) y acá es cuando llega la pelea final. Ahora, ¿recuerdan esa sensación que tuvieron la primera vez que vieron el combate final entre Neo y Smith, en Matrix Revolutions? (también conocida como "El capítulo perdido de Dragon Ball Z"). Bueno, esa sensación no está acá ni en pedo. De hecho, Arcade empieza como a electrocutar a Alex (cuando robás ideas de Palpatine, estamos jodidos) y de pronto Alex se despierta en el mundo real. Si, no hay relación alguna entre los dos hechos anteriores. Los amigos que fue a rescatar están todos vivos y sanos y quémeimporta. Lamentablemente, acá la película no termina. Todavía faltan 10 minutos de película, y Goyer, en lugar de pensar en darle una especie de cierre al development de los personajes, decidió incluir un plot twist: Alex, en medio de la noche, mira por la ventana y encuentra... Ojo Doña Rosa...




UN NIÑO CON LA VOZ DE ARCADE OMG LOL WTF


Lo peor es que uno se queda pensando "Pará, si Arcade siempre tuvo la capacidad de poseer mentes por elección propia, ¿por qué secuestra a los pibes? ¿No era más fácil poseer a cualquier personaje y luego matar a Alex en el mundo real? ¿Para qué tomarse todo el trabajo anterior?" y muchos etcéteras más. La película termina, aparecen los créditos, y uno queda como las jóvenes arriba expuestas.

Miren, yo no digo de que si hacés una película de videojuegos, sea una adaptación perfecta como Super Mario Brothers: The Movie (piensenlo, es la mejor adaptación de videojuego jamás hecha), pero al menos, no sé, dale un poco de coherencia, Goyer. En serio, man, todo bien con eso de que tuviste que tratar con Charles Band (y no te envidio una mierda), pero dale un poco de coherencia a tus guiones, loco. No es mucho pedir, che. Ahora, si sos tan amable, ¿me podrías pagar las sesiones de psiquiatra para poder olvidar el pedazo de mierda cinemática que acabo de ver?.

Se despide
David "NOW YOU ARE PLAYING WITH POWER!" Pedreira

PD: Puta, otra review sin referencias a ustedes saben qué.
PD 2: Mientras tanto, en la oficina de Charles Band...
Secretaria: (abriendo la puerta) Bueno, señor Band, han llegado los resultados de la taquilla de Arca--Oh, Por el amor a Vishnu...
Charles Band: (tomando un hamster y tratando de metérselo en sus partes sureñas) VAMOS HERBIE VAMOS TU PUEDES VAMOS VAMOS VAMOS
Secretaria: ...renuncio.

3 comentarios:

Chechurella.* dijo...

"Che, le entro a la de la derecha"
¬¬

Mas respeto a la memoria de Bram Stoker, loco.

Sos un monstruo, no me importa (?) (L)

Anónimo dijo...

La Foto de Torbe me ha impactado...

Buena Reveiw como siempre, no os preocupéis por las referencias. Not all is Lucas World.

Anónimo dijo...

Hoygan,... chido el blog

(a.k.a. no pude aguantarme la broma)